Cumplir las expectativas de nuestros clientes es nuestro objetivo último en TurroBCN. Pero también es una cuestión de tiempo, puesto que prestamos un asesoramiento integral, desde el inicio hasta el final del proceso. Es decir, nuestro cliente está siempre acompañado por su asesor personal, evitando así que se pueda sentir solo durante el proceso de venta o compra.

De esta forma, nuestro asesoramiento comprende todos los aspectos posibles, incluso en el ámbito emocional, pues, en ocasiones, se llega a convencer al comprador de que no realice la acción de compra al observar que no es una opción beneficiosa o buena para él a largo plazo. Un ejemplo, de la sinceridad con la que trabaja nuestro equipo y que incluso nos lleva a ser invitados a barbacoas, meriendas o comidas como signo de agradecimiento.

El principio del tiempo de asesoramiento comienza siempre bajo un estricto protocolo, en el cual se analizan en profundidad las necesidades de nuestro cliente, permitiéndonos conocer los principales motivos y deseos del mismo. Información que nos sirve como punto de partida tanto para nuestros clientes, como para nuestro equipo de asesoramiento inmobiliario.

A partir del punto descrito se procede a prestar asesoramiento económico o fiscal. Siempre acompañando a nuestros clientes de la mano de un asesor, quien velará por los intereses de nuestros clientes ya sea para la compra o para la venta de un inmueble, buscando que dicho proceso sea lo más sencillo y cómodo posible.

Así, llegamos al final, en el que no solo se contempla la finalización del proceso, sino que nuestro cliente esté satisfecho y encantado con la decisión tomada. Es entonces, cuando el tiempo invertido se convierte en un elemento esencial y sobre todo, útil.