Comprar una vivienda que se ajuste a nuestras necesidades y deseos o, en caso del vendedor, dar salida a su casa en un plazo de tiempo determinado, puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza, a menos que conozcamos todos los aspectos claves del mercado inmobiliario y la regulación fiscal que afecta a la compraventa de inmuebles. Si ese es tu caso, ya tendrás mucho ganado, en cambio, si consideras que no estás en esta tesitura, la opción más recomendable es ponerte en manos de un agente inmobiliario que vele por tus intereses y posea un conocimiento exhausto del sector para identificar las mejores oportunidades de acuerdo a los objetivos que te has planteado.

Agente InmobiliarioSi bien es cierto que la irrupción de diferentes portales inmobiliarios web ha animado a muchos a contactar directamente entre particulares, esta práctica no siempre da los resultados anhelados, ya que la falta de una figura con una contrastada experiencia en este tipo de operaciones que nos sugiera la mejor opción en cada paso, puede llevarnos a cometer errores debido a que -como es normal-, se nos puedan escapar ciertos aspectos sobre transacciones o no reparemos en algunos puntos relevantes a tener en cuenta a la hora de centrar nuestra búsqueda para que ésta sea óptima. Además, es importante recalcar que el comprador contará con los servicios del agente inmobiliario sin coste alguno, mientras que el vendedor de la propiedad sí deberá abonar una cantidad previamente estipulada por la venta de su vivienda y asesoramiento integral.

A pesar de que no somos matemáticos, sí podemos afirmar que contamos con una fórmula para garantizar el éxito entre nuestros asesores: APOYO + EMPATIZAR + AHORRO DEL TIEMPO + GESTIÓN DE LOS TRAMITES = ÉXITO. Si bien el conocimiento experto del mercado es vital para optimizar el proceso de compraventa de un bien inmueble, en Turrobcn hacemos especial hincapié en el factor humano de nuestro equipo. Para nosotros, y de acuerdo a nuestra filosofía y valores de la agencia, es importante que el profesional que te vayamos a confiar tenga un grado de empatía muy alto, ya que entendemos que para desarrollar con garantías nuestro trabajo, es imprescindible comprender que es lo que busca el cliente a nivel personal, conocer sus preocupaciones e, incluso, aquellos problemas y decepciones que haya experimentado en otras ocasiones en relación a la búsqueda o venta de un propiedad. Consideramos básico que el cliente se encuentre a gusto con el agente inmobiliario para establecer una relación basada en la confianza y el apoyo que favorezca la consecución de los objetivos.

¿Cómo nos puede ayudar un agente inmobiliario?

Conocimiento experto del sector. Aunque son muchos los que declaran tener un conocimiento previo sobre la vivienda, lo cierto es que cuando la operación es un poco más compleja de lo común, tener a una persona al lado que en todo momento te advierta de las dificultades y, lo más importante, te ofrezca las soluciones idóneas para afrontar la operación con garantías, dota de gran valor al agente inmobiliario.

Cabe mencionar que el agente inmobiliario no solo nos ayudará a resolver aquellas dudas de carácter administrativo y fiscal que nos surjan, sino qué también nos prestará una serie de consejos útiles con el fin de obtener mejores resultados durante el proceso de compraventa de la vivienda. A veces, sin ir más lejos, el desconocimiento de una zona urbanística puede llevarnos a extraer conclusiones que no se ajustan a la realidad y, será el agente inmobiliario, el encargado de facilitarnos toda la información detallada sobre la zona en cuestión para que tengamos una visión más clara y escojamos el barrio que mejor se adapte a nuestro estilo de vida. A la hora de vender, podemos caer en el error de no medir correctamente los tiempos para la preparación y venta de la casa. Será el agente inmobiliario quien nos aconseje sobre cuándo es el momento adecuado para atender la demanda.

El precio de la vivienda. Como ya explicamos en nuestro post sobre consejos clave para la venta de mi casa, establecer el precio de la vivienda es un factor fundamental para el éxito de su venta. El apego que sentimos por nuestra casa o el tiempo que hemos pasado en ella puede ser contraproducente a la hora de estipular un precio para su venta, alterando la imparcialidad que se debería ejercer sobre éste, por lo que el agente inmobiliario valorará este elemento con la máxima atención.

Asegúrate la mejor elección para ti. Hay muchas circunstancias que dictan si una casa es o no para nosotros, pero en la mayoría de los casos lo ignoramos. Antes de llevar a cabo una operación tan importante como es la adquisición de una vivienda, el agente inmobiliario tendrá en cuenta las inspecciones que se han realizado para comprobar el estado del inmueble, si el precio está acorde a las exigencias del mercado, si financieramente está a nuestro alcance, si cumple con nuestras pretensiones a nivel personal, etc.

Plan de venta. El agente inmobiliario diseñará un plan de marketing personalizado con el fin de sacar un mayor rendimiento a la venta del inmueble, accediendo a todas las herramientas disponibles para que tu vivienda alcance la máxima visibilidad posible.

Nunca estarás solo. Tendrás a tu disposición toda la documentación necesaria y contarás con el asesoramiento permanente del agente inmobiliario. Su objetivo es que cuando te haga entrega de las llaves de tu nueva casa o hayas logrado venderla, te hayas sentido confiado y seguro al 100% desde el principio hasta el final.

En términos generales, contar con un agente inmobiliario te ahorrará tiempo, se preocupará por ayudarte y se encargará de facilitar la gestión de los trámites requeridos. La aspiración final del agente es que el comprador de la vivienda nunca se olvide de él y recomiende sus servicios en caso de que haya quedado satisfecho.