certificado-energeticoSabías qué ¿Turrobcn dispone del certificado energético para todas las viviendas de compraventa que se gestionan desde nuestra agencia inmobiliaria? Este documento garantiza y avala la eficiencia energética de la vivienda, siendo también una muestra de nuestro compromiso por la calidad y el cuidado de todos nuestros inmuebles.

Cabe recordar que todas las viviendas que hayan sido construidas antes de 2007 deben contar obligatoriamente con el certificado energético según el Ministerio de Industria. Tal vez muchos hayáis oído ya hablar de este certificado, pero en este artículo vamos a repasar algunos puntos que consideramos muy útiles para saber de qué se trata exactamente cuando hacemos referencia a éste y cómo repercute en el valor de una vivienda.

¿Para qué sirve este certificado?

El certificado recopila una serie de datos sobre las instalaciones y el consumo anual del inmueble, valorando así las características energéticas de sus edificios. De este modo, el certificado energético permitirá al usuario valorar y comparar su eficiencia energética respecto de otros inmuebles. Esto le ayudará, por ejemplo, a escoger la vivienda con un gasto más reducido en la factura de la luz y el gas. Cada vivienda recibe una calificación energética en función de cuánto contamina (emisión de Co2) y de cuánta energía consume. Este factor, además de resultar fundamental a la hora de decantarse por una casa u otra como ya hemos comentado en las líneas anteriores, tiene como uno sus objetivos básicos reducir nuestro consumo energético para así preservar el medio ambiente.

¿Qué calificación recibe mi vivienda?

Tal y como sucede en los electrodomésticos, el certificado otorga notas de calidad mediante letras. La nota más alta es para aquellas viviendas que han obtenido la A, pudiendo ahorrar entre un 20-30% en consumo energético en relación a los inmuebles clasificados con la C o D y hasta un 70% respecto a una G. En muchos casos, las viviendas que cuentan con un certificado energético con la letra A tienen un precio de compra superior al resto, sin embargo, la veremos retornada la inversión con creces en un plazo de tiempo no demasiado largo.

¿Y si mi vivienda obtiene una calificación baja?

Es cierto que la gran mayoría de viviendas construidas antes de 2007 tienden a obtener una puntuación menor, normalmente por debajo de la E. Esto suele ser fruto de contar con unas instalaciones energéticas todavía no lo suficientemente preparadas a nivel técnico para lo que exige un consumo de energía más bajo. Esto no nos obliga a nada, pero los propietarios que quieran aumentar el atractivo de su vivienda sí tendrán la oportunidad de mejorar su calificación ya que, junto con su certificado, recibirán una serie de recomendaciones que ayudarán a mejorar esta calificación si se cumplen correctamente.

¿Qué aspectos influyen en la calificación?

Entre los condicionantes que determinarán qué calificación recibe una vivienda, tienen especial importancia los materiales de la fachada y su cubierta (instalar protecciones solares ayudará a conseguir una mejor calificación), la orientación (si un piso por su ubicación recibe poca luz directa en invierno y mucha en verano, necesitará un mayor gasto en calefacción y refrigeración dependiendo de cada estación), las partes envolventes de la vivienda como el techo, paredes y suelo, la calidad de la ventanas y persianas, el sistema de calefacción y refrigeración, y el tipo de combustible utilizado.

¿Cómo obtengo el certificado?

En Turrobcn ponemos a tu disposición un ingeniero de confianza que se encargará de evaluar, valorar e informarte detalladamente sobre el estado de las instalaciones energéticas de la vivienda y cuál es su consumo. Además, nos ocupamos de todos los trámites para la obtención del certificado una vez realizada dicha evaluación y te comunicamos todas los pasos. El coste para el certificado energético varía en función de las características de cada vivienda.